Para poder disfrutar de este tipo de bebida es necesario conocer bien las características de la misma.

Las catas de cerveza se basan en analizar el sabor de esta bebida en la misma manera que durante una cata de vinos. Es decir, a través del uso de los sentidos de la vista, del olfato y, obviamente, del gusto. Pero, ya que la cerveza tiene más variedades, al momento de catarla es importante conocer algunas cosas:

Fase previa

Antes que todo hace falta poseer un conocimiento previo del tipo de cerveza que se irá degustando, como la historia de la cerveza y de su producción, los ingredientes y su gradación alcohólica.

Se suele empezar con una explicación teórica que ilustra el proceso de elaboración de la cerveza y las variedades que se probarán en la misma cata. Normalmente las catas se realizan en los lugares de producción de las cervezas, para poder darse cuenta de los materiales utilizados para la elaboración.

Tipos de cerveza

Las cervezas que suelen probarse son rubias, tostadas, negras y también algunas con especias. También se pueden catar las cervezas de tipo artesanal, que no están al alcance de todos y son las más genuinas.

Usar la vista

Es muy importante usar la vista para poder fijarnos en la brillantez, el color, la espuma, las burbujas, las texturas, y deducir si una cerveza lleva más o menos cantidad de malta.

La mejor manera de poder observar bien el color de las cervezas es vertiéndolas en vasos de cristal transparente y sobre fondo blanco. El orden ideal de disposición de las cervezas tiene que ser de las menos alcohólicas (y más claras) a las más alcohólicas (y más oscuras).

Fase olfativa

En esta fase se empezarán a sentir las notas de especias, la cantidad de levadura y el sabor del lúpulo que se ha utilizado para la producción de la cerveza. Está claro que oler una cerveza no implica la misma capacidad de reconocer ciertos sabores como oliendo los vinos, pero es una fase intermedia que nos permite poder llegar preparados a la fase gustativa.

Fase gustativa

Ésta es la fase más importante de toda la cata, ya que se entenderán las diferencias de los varios aromas que desprende la cerveza, que pueden ser amargos o también dulzones.

Será importante dar un sorbo para enjuagar la boca, retenerlo en la boca, y tragar. Un segundo sorbo nos dará más información sobre el tipo de cerveza que estamos degustando. En este caso, y a diferencia de vino, no se escupe el líquido que hemos probado.

 

Síguenos en Facebook

 

 

Las fresas son una fruta delicada. Hay trucos para lavarlas y dejarlas con buena presencia.

Además poseen grandes cantidades de elementos muy necesarios para nuestra salud. Sobre todo, la ya mencionada vitamina C, una sustancia antioxidante que, además, protege al cuerpo fortaleciendo el sistema inmune. Sus ácidos orgánicos poseen efectos desinfectantes y antiinflamatorios. Read More →